La Diferencia Entre Factoraje Con Recurso y Sin Recurso

Factoring

El factoraje beneficia a su negocio de dos maneras importantes. En primer lugar, el factoraje le avanza dinero de sus cuentas por cobrar, ayudando con su flujo de efectivo. En segundo lugar, una empresa de factoraje se encarga de cobrar esas cuentas a sus clientes. El tener más dinero en efectivo y un factor que maneja las cobranzas le da a usted más tiempo y dinero para administrar su empresa.

Pero ¿qué sucede si un cliente no paga una de sus facturas? Ahí es donde entra en juego la cuestión del factoraje con "recurso" contra "no recurso".

Dos Maneras de Factorar

El factoraje con recurso representa la mayor parte de la industria del financiamiento de cuentas por cobrar. El recurso es un entendimiento entre usted y su factor de que su empresa debe re-comprar las cuentas por cobrar que el factor no pueda cobrar. Usted, el cliente, debe cubrir el costo de cualquier factura que sus clientes no paguen.

En el factoraje sin recurso, sin embargo, el factor acepta más riesgo por falta de pago de parte de sus clientes.

El factoraje sin recurso suena atractivo desde un punto de vista de gestión de riesgos. Sin embargo, no todas las empresas de factoraje toman cuentas sin recurso. Aquellas que ofrecen factoraje sin recurso suelen incluir varias estipulaciones. El factoraje sin recurso es más caro, a menudo tan alto como un punto porcentual. Por ejemplo, si un factor cobra un 2% en las facturas financiadas a través del factoraje con recurso, la tasa para el factoraje sin recurso sería del 3%.

El factoraje sin recurso también se limita a facturas con deudores que tienen más probabilidades de pagar. Si el deudor tiene una mala calificación crediticia y de historial de pagos, el factor no asumirá el riesgo de falta de pago.

Por último, el factoraje sin recurso no necesariamente protege a su empresa de todos los riesgos de impago. Muchas empresas ofrecen factoraje sin recurso que sólo se aplica si un deudor se declara en bancarrota. Si un deudor cierra sus puertas o simplemente desaparece sin pagar, el cliente de factoraje todavía debe comprar de nuevo esa factura del factor.

Entendiendo los Términos

Ya sea que su empresa use factoraje con o sin recurso, el mejor paso es sentarse con empresas de factoraje de buena reputación y discutir sus términos. Es ventajoso para usted el encontrar un factor que ofrece factoraje con y sin recurso. Algunos de sus clientes pueden ser mejores candidatos para factoraje con recurso que otros. Un factor que tiene un fuerte equipo de crédito también puede ayudar a su empresa a evitar clientes que tienen historiales de pago pobres.

Independientemente del tipo de cuenta, un buen factor se esfuerza diligentemente para cobrar sus facturas. Las llamadas de cobro del factor a un deudor deben comenzar 40 días después de que la factura fue enviada y deben continuar durante varias semanas. Después de 90 días, el factor puede "recurrir" la factura de nuevo a usted, el cliente. Sin embargo, el factor debe proporcionar algunas opciones para cubrir el costo. El factor puede retener una parte de los anticipos de efectivo futuros o deducir efectivo de su cuenta de reserva. Resolver una factura no pagada no debe causar dificultades financieras a su empresa. Eso no es en el mejor interés de usted o de su factor.

La mejor opción es que su empresa tenga clientes con historiales sólidos de crédito y de pagos. Esto le permite pagar tarifas más bajas por el factoraje de recursos sin preocuparse por el riesgo.